¿Cómo instalar una estufa de leña correctamente y de forma segura?

¿Cómo instalar una estufa de leña correctamente y de forma segura?

Si están pensado en hacerte con una estufa de leña, puede que no sepas muy bien cómo se hace la instalación para aprovechar todo el potencial de este método de calefacción. Lo cierto es que no es demasiado complicado, y en unas cuantas horas puedes tener una chimenea moderna con estilo rústico funcionando perfectamente. No obstante, las características de la estancia en la que la quieres instalar influye en que esto sea más o menos sencillo.

Lo ideal en estos casos es dejar el trabajo en manos de alguien con experiencia, preferiblemente un profesional que sepa muy bien lo que va a hacer. De este modo nos aseguramos de que la estufa funcionará lo mejor posible. Si instalamos la estufa y no lo hacemos adecuadamente, arreglar los fallos costará mucho más, tanto en tiempo como en dinero.

A continuación, te proporcionaremos una guía detallada sobre cómo instalar una estufa de leña de manera eficiente y segura, abordando aspectos como los materiales utilizados, la normativa y los consejos para garantizar un funcionamiento óptimo.

Elección de la estufa de leña adecuada

Antes de comenzar con la instalación, es importante elegir la estufa de leña adecuada para tu hogar. Ten en cuenta factores como el tamaño, la potencia calorífica y el rendimiento energético. Además, asegúrate de que la estufa cumpla con las normativas y certificaciones vigentes en tu país o comunidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Diferencias entre estufas de gas y eléctricas

Tamaño y potencia calorífica

Para determinar la potencia necesaria, calcula el volumen de la estancia donde se instalará la estufa (largo x ancho x alto) y multiplica el resultado por el factor de aislamiento térmico de tu hogar. Por ejemplo, si tu casa está bien aislada, puedes utilizar un factor de 30, mientras que si está mal aislada, utiliza un factor de 60. La potencia calorífica necesaria (en kW) será el resultado de dividir el volumen por el factor de aislamiento.

Rendimiento energético

El rendimiento energético de la estufa es un factor importante a tener en cuenta, ya que determina la cantidad de calor que se aprovecha de la leña. Opta por estufas con un rendimiento superior al 70%, ya que estas garantizan una mayor eficiencia y menor consumo de combustible.

Dónde poner la estufa: espacio y suelo

El lugar en el que queramos colocar la estufa debe tener un área despejada de al menos 1,2 metros en derredor.

Especialmente si tenemos elementos inflamables, como mobiliario de madera, cortinas o alfombras, todo esto debe estar alejado de cualquier fuente de calor. Si el suelo es inflamable, debemos colocar una base aislante que impida que el calor de la estufa se transfiera y cause daños. Esta base debe extenderse al menos 30 centímetros hacia adelante y 15 centímetros a cada lado de la estufa.

Salida de humos y conexión con la chimenea

La salida de humos debe garantizar que todo sale adecuadamente. Para ello se tiene que asegurar que el tubo esté recto, sin ángulos que reduzcan la eficacia. Si hubiera que colocar un codo, este no debe ser mayor de 45º. Además, sería recomendable instalar puertas a medida para chimenea con el fin de aislar el fuego y canalizarlo siempre hacia arriba.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
El conducto de humos en una estufa o chimenea

Utiliza tubos de acero inoxidable o vitrificado, que son resistentes a altas temperaturas y a la corrosión. Asegúrate de que el diámetro del tubo sea el mismo que el de la salida de la estufa y el de la chimenea.

cómo instalar una estufa de leña

Altura y remate de la estufa

El tamaño de la salida dependerá en gran medida de las características de la vivienda, aunque cuanto más alto sea el tubo, mejor tiro tendrá. El diámetro es mejor que sea el mismo que el de la salida de la estufa. No se recomienda ampliar o reducir este.

Además, instala una caperuza o sombrerete en la salida de la chimenea para evitar la entrada de agua, animales o elementos extraños. Asegúrate de que el sombrerete cuente con una malla antichispas para prevenir incendios en el tejado.

Alrededor de la salida, en el exterior, debe haber un espacio de unos 10 metros en el que no haya elementos que bloqueen la salida, como árboles o muros. El tubo debe elevarse al menos un metro por encima del punto más alto del tejado, ya que de no ser así el humo podría meterse por el tubo de nuevo.

Ventilación y entrada de aire

Debe asegurarse una correcta ventilación para que no se acumulen residuos, además de que la estufa tiene que contar con una buena entrada de aire para que la combustión de la leña sea la adecuada. Si la vivienda es hermética, considera instalar un conducto de entrada de aire desde el exterior directamente a la estufa, ya que es esencial garantizar una combustión eficiente y evitar la acumulación de gases nocivos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Humedad en la madera y problemas de combustión

Revestimiento aislante térmico

Un buen revestimiento es fundamental para garantizar la seguridad y el rendimiento energético. Debe ser ignífugo y conservar el calor a la vez que asegura que la instalación esté bien protegida y se asegure la instalación. Una estufa mal aislada puede durar mucho menos tiempo, consumir más combustible y generar menos calor del que se espera, además de ser un riesgo potencial para quienes estén cerca.

Debe utilizar materiales ignífugos y aislantes térmicos como ladrillos refractarios, placas de yeso ignífugas o placas de silicato cálcico para proteger las paredes y el techo cercanos a la estufa.

cómo instalar una estufa de leña

Limpieza y mantenimiento de la estufa de leña

El mantenimiento regular de la estufa de leña es fundamental para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente. Limpia periódicamente la estufa, retirando cenizas y residuos de la cámara de combustión. Además, inspecciona y limpia el tubo al menos una vez al año, preferiblemente antes de la temporada de calefacción, para eliminar hollín y creosota acumulados.

Si sigues estos consejos, tendrás una estufa de leña funcionando a la perfección. Recuerda consultar con un profesional en caso de que tengas alguna duda.