Hot Fire Door - Puertas para Chimeneas

Clases y tipos de leña para chimenea

13 Abr

Poder sentarse frente a la chimenea y disfrutar de un buen fuego es una de esas sensaciones indescriptiblemente evocadoras. Aunque no lo hayas vivido, solo pensar en ello hace que te apetezca, sobre todo cuando hace frío fuera. No en vano es un gran recurso en películas y novelas. Aunque también es verdad que no todos los fuegos arden igual. Si alguna vez has pensado en que leña debo usar para la chimenea, aquí tienes algunos apuntes útiles.

 ¿Vale toda la leña para encender una chimenea?

En principio se puede decir que todos los tipos de leña valen para encender un fuego, aunque no todas ofrecen la misma duración o limpieza. Si usamos madera de poca calidad, tardará muy poco en consumirse y dejará mucha carbonilla. Por no hablar de la madera resinosa, que puede estar húmeda y producir humo. Lo ideal es elegir una buena madera, que esté bien seca y tenga un tamaño adecuado al hueco de la chimenea.

Tipos de leña adecuados para tu chimenea

Teniendo en cuenta estas condiciones, podemos destacar algunos tipos de leña para alimentar el fuego de nuestras chimeneas.

- Briquetas de madera. Troncos fabricados a partir de virutas y serrín, perfectos para arrancar y mantener vivo un fuego. Funcionan mejor si tu chimenea tiene una puerta o usas una estufa cerrada. Normalmente se sirven en paquetes de varias unidades.

- Madera de encina. Una de las más usadas, sobre todo en chimeneas abiertas y hornos de leña. Tarda un poco en arder, pero dura bastante más y genera más calor que otros tipos. Es importante asegurarse de que está bien seca, ya que su grado de humedad es elevado.

- Madera de olivo. El olivo se utiliza para calefacción sobre todo, ya que al igual que la encina genera mucho calor y dura bastante al tratarse de una madera dura. Conociendo los trucos para encender una chimenea de forma correcta podrás disfrutar de un fuego duradero.

- Madera de fresno o de haya. Su característica principal es que se seca muy bien, siempre que se almacenen de forma adecuada. Es importante cuidar dónde se pone porque se pudre fácilmente y pierde capacidad para producir calor. Lo bueno es que es muy fácil encender un fuego con esta leña y la llama es muy vistosa.

- Madera de roble. Posiblemente una de las mejores, pero que requiere un largo tiempo de preparación para poder usarse como combustible. Al menos han de pasar dos años a la intemperie, para que el agua se encargue de arrastrar los taninos que hay en la madera. Luego otro tanto hasta que la leña se seque bien y se pueda encender la chimenea. El resultado es una madera que tarda mucho en consumirse y tiene una excelente brasa.

Todas estas maderas son las que normalmente se utilizan para encender la barbacoa. Eso sí. Es importante que sea madera natural, que no se haya tratado con productos químicos. Tampoco es buena idea quemar contrachapado o aglomerado porque su poder calorífico es mínimo y deja mucho residuo. Además, el tratamiento puede producir vapores tóxicos al quemarse.

Localización

  • C/ Santa Anna, 127, Cerdanyola del Vallès, 08290, Barcelona.
  • 936 924 560
  • 644 777 969 - Sólo WhatsApp