Hot Fire Door - Puertas para Chimeneas

El cerramiento de chimeneas es posible

01 Ene

Hay quien piensa que, una vez que se ha construido, la chimenea no puede alterarse de ninguna manera. Consideran que algo como el cerramiento de la parte frontal puede afectar al funcionamiento de esta, a no ser que se realice una obra muy laboriosa, por ejemplo para encajar un insert o similar. Otros creen que cerrar una chimenea para optimizar su rendimiento es demasiado costoso. Por ello, terminan conformándose con la chimenea tal y como la tienen, en especial si e trata de una vivienda que la incorpora como parte de la construcción original.

 

Ventajas de cerrar tu chimenea

Hacer un cerramiento de chimenea resulta muy ventajoso. Tanto a nivel energético como económico, dos conceptos que en realidad van de la mano en este tipo de instalaciones. Y no hablamos solo de las chimeneas de leña, pues las de gas y otros combustibles también pueden beneficiarse de contar con un buen cerramiento.

El consumo de combustible en una chimenea es muy alto cuando la boca está abierta. La entrada de aire es muy grande, lo que aumenta la combustión y hace que se queme mucho más deprisa. Esto se traduce en más necesidad de leña, carbón o gas, sin que ello suponga una mejora significativa en el calor que hay en las estancias donde está la chimenea. La instalación de puertas para chimenea permite

Un cerramiento también es una forma de evitar la suciedad. Encender una chimenea es un placer, sin duda, pero también es una fuente de residuos en suspensión que irremediablemente se posan en los alrededores de esta, así como en otras zonas. Incluso cuando el tiro es perfecto, no se puede evitar que la carbonilla se meta dentro. Si la chimenea está cerrada, no ocurre este problema. Los residuos se concentran en el interior, de modo que se facilita la limpieza.

Un cerramiento sin obras es posible

Realizar el cerramiento de una chimenea no solo es posible, sino que es sencillo. Con un taladro y los materiales adecuados, se puede tener una chimenea cerrada y eficiente en unas cuantas horas. Solo hay que perforar los laterales en los puntos adecuados, instalar una puerta y sellar el interior para que el cerramiento sea perfecto. Una vez seca la masilla de sellado, se puede empezar a disfrutar de una chimenea más limpia, eficaz y con un rendimiento energético inmejorable. Todo sin alterar la estructura de la obra, sin tocar el interior y con los mejores resultados.

En cuanto al precio, si lo comparamos con otros sistemas de cerramiento resulta muy económico, ya que lo único que hace falta es un marco donde colocar el cristal vitrocerámico para chimeneas. Unido al ahorro en combustible que se produce, no solo no es caro, sino que se amortiza en muy poco tiempo.

Notarás la diferencia

Cerrar tu chimenea es una de las mejores inversiones que puedes hacer, tanto a nivel económico como energético. Podrás disfrutar de un hogar confortable, más limpio y eficiente sin obras y sin necesidad de que lo instale nadie que no seas tú.

Localización

  • C/ Santa Anna, 127, Cerdanyola del Vallès, 08290, Barcelona.
  • 936 924 560
  • 644 777 969 - Sólo WhatsApp