Hot Fire Door - Puertas para Chimeneas

Cómo encender y preparar una barbacoa perfecta

01 Jun

La llegada del buen tiempo invita a hacer más cosas al aire libre. Invitar a los amigos y la familia para que vengan a casa y preparar una buena barbacoa es una de las ideas que se nos pasan por la cabeza más a menudo, pues hay pocas cosas que se disfruten más que poder pasar un buen rato rodeado de tus seres queridos alrededor de una buena mesa con alimentos hechos al fuego de la barbacoa.

 

Si quieres hacer una buena barbacoa, el encendido es uno de los puntos clave. Ya hemos hablado de cómo encender una chimenea de manera sencilla, y los mismos trucos te sirven para la barbacoa. Así que en esta ocasión nos vamos a centrar más en otros aspectos que te ayudarán a que la velada sea todo un éxito.

Una buena limpieza

Sobre todo la primera vez que vuelves a poner la barbacoa, es conveniente hacer una limpieza a fondo para eliminar residuos acumulados por falta de uso. Una vez que la empiezas a usar de nuevo puede que el fuego sea suficiente, pero al principio merece la pena dedicar algo de tiempo a darle un buen lavado.

El fuego

Con pastillas de encendido, papel o algún líquido inflamable podrás empezar a hacer el fuego de tu barbacoa. Pero debes tener en cuenta que hace falta paciencia, ya que a diferencia de las chimeneas, lo que nos importa en una barbacoa no es que el fuego empiece a arder cuanto antes para generar el máximo calor, sino controlarlo para que se convierta en brasas con las que poder cocinar nuestros alimentos sin que acaben convertidos en carbón.

Si te quedas mirando el fuego solo vas a perder el tiempo, así que lo mejor es que vayas preparando otras cosas mientras controlas de vez en cuando que el carbón o la leña se están convirtiendo en brasas candentes. Cuando el fuego ha desaparecido y son estas las que están en la parrilla, es el momento de empezar a cocinar.

Planificar las cantidades

Las barbacoas destacan por su abundancia, así que no conviene ser demasiado rácanos con los ingredientes que vamos a asar. Tampoco hay que tirar comida, de modo que puedes calcular las raciones según el número de comensales y el tipo de alimentos que vas a preparar.

Algunos entendidos hablan de unos 200 gramos de carne por persona para los aperitivos, como el chorizo, la panceta o las brochetas. Para los principales, como chuletas, pollo o pescados, un cuarto de kilo suele ser suficiente. Además de esto, siempre viene bien alguna guarnición. Puedes preparar una gran ensalada para refrescar, aunque también puedes hacer a la barbacoa unas patatas, que envolverás en papel de aluminio y pondrás directamente en las brasas, puerros, tomates, ajos tiernos o cualquier otra cosa que se te ocurra.

Cuida bien los tiempos

Cada alimento tiene un tiempo de cocinado, de modo que una vez que estés en la barbacoa no conviene que te apartes demasiado de ella. En función del tipo de carne, pescado o verdura, así como el grosor del corte, los irás retirando antes o después. Procura poner las piezas grandes primero para que al ir sacando no se quede nada sobre la parrilla porque aún está crudo. ¡Que disfrutes de tu barbacoa!

Localización

  • C/ Santa Anna, 127, Cerdanyola del Vallès, 08290, Barcelona.
  • 936 924 560
  • 644 777 969 - Sólo WhatsApp